Icono del sitio SAMMY'S PROPERTIES S.R.L.

Aspectos que le suman valor a una propiedad inmobiliaria

De seguro habrás escuchado que lo que más se valora en una propiedad inmobiliaria es su superficie construida, y esto es de hecho cierto. Cuánta más superficie construida tenga la propiedad, mayor será su valor. Pero no todo es blanco y negro, hay muchas más cosas que son susceptibles de ser valoradas. Si quieres saber cuáles son, gue leyendo…

LOCATION, LOCATION LOCATION!
No, no estás viendo triple. La ubicación del inmueble es el punto que más se destaca a la hora de valorar una propiedad, es un factor determinante. De hecho, es mejor poca superficie construida en una zona de primera, que muchos metros cuadrados construidos en un lugar sin valor. Así que, al final, la superficie construida de tu casa, no va a ser tan importante.

Además de la ubicación, otros aspectos que juegan un papel muy importante en la valoración de una propiedad son:

LAS VISTAS:
Quién no disfruta levantarse en la mañana, abrir la ventana y poder ver… ¿el mar? ¿la montaña? ¿campo? sea cual sea la vista ideal para ti, creas o no, son valiosas.

ACCESO A TRANSPORTE:
La cercanía y fácil acceso a transporte siempre será un factor que suma valor a una propiedad.

INMUEBLES DISPONIBLES:
¿Cuántos inmuebles como éste hay disponibles en la zona? esto es muy importante a la hora de valorar una propiedad porque la exclusividad tiene su precio. Imaginemos que vamos a valorar una casa de 3 habitaciones, 2 baños, y un parqueo, es el inmueble típico que probablemente encontrarás en abundancia en los distintos portales inmobiliarios, lo cual le resta valor. Ahora, imaginemos que tenemos una casa con 5 habitaciones, 3 baños, habitación de servicio, parqueo doble…

Este inmueble, por su característica de “exclusivo” porque no hay otro en el área, tendrá un valor añadido.

LA LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA:

Esa tan conocida por todos. No importa que tu inmueble sea muy exclusivo, si no hay nadie interesado en comprar, es posible que no valga tanto como crees.

LA ORIENTACIÓN:
Que la propiedad tenga una buena orientación al sol puede ser un punto a favor. Quizás no sea tanto la orientación, si no sus estancias lo que deben de estar bien orientadas. Por ejemplo, la cocina que te permita desayunar aprovechando la salida del sol, o una sala que reciba los últimos rayos del sol del día.

ESTADO DE LA PROPIEDAD:
Bueno, poco hay que decir de este aspecto, el estado de conservación es muy importante, ya que estas propiedades tendrán un costo adicional asociado a reparaciones que el comprador debe de tener en cuenta.

Y ahora sí…

LOS METROS CUADRADOS:
La superficie construida o útil de una propiedad. Aquellas zonas «habitables» que deben de ser amplias, cómodas y brinden esa sensación de amplitud.

Como ya habrás podido adivinar, no hay una sola respuesta al título de este post, ya que a la hora de valorar una propiedad, debemos considerar todo el conjunto, pero volviendo al principio, la ubicación de un inmueble es algo que no podemos ignorar.

Que una propiedad esté situada en zona de colegios, farmacias, un vecindario urbanizado añadirá más valor y será un factor sin dudas determinante a la hora de vender o valorar tu propiedad.

Salir de la versión móvil